Traductor / Translator

28 de marzo de 2011

Maestro Violador...

El sujeto que te presentaremos a continuación, Obligaba a sus alumnos a practicarle sexo oral debajo del escritorio, y por si fuera poco este deprabado forzó a dos menores a sostener relaciones sexuales con él...

* A veces las apariencias engañan, aún más cuando se trata de personas que se dedican de profesión a cuestiones culturales y educativas, las cuales se suponen deben de actuar como benefactores de la sociedad.


Éste no fue el caso de un sujeto que se disfraza como profesor. Tuvieron que pasar muchas injusticias para que padres de familia, resto de catedráticos y la sociedad se percatara del cometido de tan desdichado ser humano.

Para no caer en más “rodeos al asunto”, el inculpado y ya detenido catedrático José Leoncio Hernández González, de 46 años de edad, violó a dos niños y abusaba constantemente de otros diez infantes, a quienes obligaba que le practicaran sexo oral debajo del escritorio. Todo ese infierno acontecía en la Escuela Primaria Doctor Belisario Domínguez, institución académica en la que ya se habían reportado ciertas anomalías con este sujeto y llegado a oídos del director, pero éste sólo decía que eran falsas acusaciones, al grado de decir que “metía las manos al fuego por su compañero de labor”.

El violador oriundo del municipio de Tuxtla Chico, tenía dos años de haber llegado a dicha escuela a impartir clases.

Según la información recabada, un grupo especializado dependiente de la Policía Ministerial arribó la tarde del pasado jueves a Cacahoatán, para dar cumplimiento a una orden de aprehensión girada por el Juez Penal, en contra de José Leoncio Hernández, quien había sido denunciado penalmente por algunos padres de familia del plantel educativo, mismos que con anterioridad dieron a conocer al director los testimonios de varios niños que, por ser menores de edad, no sabían de qué manera expresar su sentir.

Según una versión generalizada acerca del problema, el degenerado sujeto actuaba sigilosamente para que nadie se percatara de los hechos, pero cuando tenía a los menores en su poder saciaba sus instintos sexuales a diestra y siniestra.

Por otra parte, el director argumentaba que José Leoncio era un excelente maestro, aunado a que sus preferencias sexuales se orientaban hacia la homosexualidad, por lo que no había “cola que le pisaran”.

No conformes con la resolución que las autoridades educativas del plantel dictaminaron, los angustiados padres presentaron su denuncia penal ante el agente del Ministerio Público, y fue así como todo el delito se descubrió cuando varios que callaban comenzaron a hablar.

Al ser aprehendido, de inmediato fue trasladado a la Comandancia Regional de Tapachula, para después ser puesto a disposición del Juez Penal que lo reclama.

Al conocerse esta detención, el repudio generalizado de toda la población cacahoateca no se hizo esperar; condenaron esta acción que ahora piden sea castigada con todo el peso de la ley.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante, dinos... ¿Que piensas de esto?